¿VACACIONES FISCALES? ¿ES TAL LA CORTESIA?

En esta época de verano, para disfrutar y descansar, los asesores fiscales y las empresas pueden vivir con cierta preocupación la llegada de una eventual notificación de la Agencia Tributaria, por eso debe saber la existencia de los días de cortesía para el envío de notificaciones electrónicas.

Así, los obligados tributarios que estén incluidos en el Sistema de Dirección Electrónica Habilitada, en adelante SDEH, tienen la posibilidad de señalar hasta un máximo de 30 días naturales por año (que no tienen por qué ser consecutivos) durante los cuales Hacienda no podrá poner notificaciones a su disposición.

¿Quién puede beneficiarse de la cortesía de Hacienda? ¿Qué contribuyentes están incluidos en el SDEH? Obligatoriamente las sociedades, las personas jurídicas y entidades sin personalidad jurídica; aunque sepa que autónomos y demás personas físicas pueden acogerse voluntariamente a este sistema.

A continuación, le indicamos los puntos clave a tener en cuenta para disfrutar con las máximas garantías del comentado beneficio:

  • deberán solicitarse con un mínimo de 7 días naturales de antelación al comienzo del periodo deseado, y su modificación deberá realizarse con más de 7 días de antelación;
  • los sábados y domingos se cuentan, por lo que restan de los 30 días naturales anuales;
  • los días de cortesía no se consideran días inhábiles, por lo que si el día anterior del período señalado se recibe una notificación electrónica, se entenderá notificada una vez transcurridos 10 días desde la recepción de la misma, pudiendo coincidir con un día de cortesía AEAT.

Bien utilizado este recurso, desarrollado en la Orden EHA/3552/2011 de 19 de diciembre, le permitirá irse más tranquilo en su merecido descanso, sabiendo que no va a recibir ninguna notificación, pero sepa también, que el retraso de la notificación al estar de “vacaciones” se considerará dilación no imputable a la Administración en los procedimientos tributarios, y que siempre existe la posibilidad de la notificación en papel, cuando los días de cortesía resulten incompatibles con la inmediatez o celeridad que requiera la actuación administrativa para asegurar su eficacia.

Si bien es cierto, que con este recurso cabe cierta planificación, es usted quién decide que le merece más la pena, ampararse o no en la cortesía de Hacienda.

COMPARTE ESTA NOTICIA

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar