22-06-2021 Post BEA

Novedades en RIVA: Opción de tributar en destino y sistema de ventanilla única

En el BOE de 16 de junio, se ha publicado el Real Decreto 424/2021, de 15 de junio (RD 424/2021), donde, entre otros Reglamentos, se modifica el Reglamento del Impuesto sobre el Valor Añadido, y se desarrollan las novedades legislativas aprobadas en el Real Decreto-ley 7/2021, de 27 de abril (RDL 7/2021), referidas a la localización de las prestaciones de servicios y a las ventas a distancia de bienes y a ciertas entregas nacionales de bienes, así como a los regímenes especiales de ventanilla única.

En concreto, con el nuevo sistema de ventanilla única, el legislador europeo, fomenta la simplificación de la gestión del impuesto, ya que para aquellos empresarios o profesionales que efectúen las entregas de bienes a distancia, así como las prestaciones de servicios localizadas en sede del destinatario no empresario o profesional, pueden acogerse a alguno de los regímenes especiales que se establecen en el RDL 7/2021, debiendo cumplimentar sus obligaciones fiscales ante el Estado miembro donde esté establecido o donde se inscriba (si reside fuera de la Unión) con la finalidad de hacer más fluida la gestión del nuevo sistema de tributación al localizar las operaciones en sede del destinatario, sin que tenga lugar la regla de inversión del sujeto pasivo (dado que el destinatario no tiene la condición de empresario o profesional, el proveedor de los bienes o el prestador de los servicios debe repercutir el impuesto que corresponda al Estado miembro del destinatario, y debe ingresarlo ante la Hacienda Pública de dicho Estado).

Mediante este mecanismo, en lugar de darse de alta en cada uno de los Estados miembros en los que se produce el hecho imponible, lo harán en un solo Estado de manera que ingresa en este Estado el impuesto devengado en el resto de los Estados miembros, y la Hacienda Pública del Estado de establecimiento o de inscripción tramita el reparto de la recaudación entre los Estados miembros en los que se han producido los hechos imponibles declarados por el proveedor o por el prestador.

Se fija un umbral único y común de 10.000 euros, a partir de julio de 2021, que alcanza a las ventas realizadas por un empresario profesional tanto de bienes a distancia como de servicios prestados por vía electrónica, de telecomunicaciones, radiodifusión y televisión.  Si este umbral de ventas se excede en el conjunto de la Unión Europea, la tributación pasará a ser la del lugar de destino.

Por lo que la novedad a destacar reside en la posibilidad de aplicar un régimen de simplificación. En virtud del cual, los empresarios, por ejemplo, españoles, que se vean obligados a tributar en otros Estados miembros podrán hacer uso del sistema de ventanilla única el cual permite presentar una declaración en España en la que se incluyan las cuotas de IVA devengadas en otros Estados miembros e ingresarlas en la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT) española. A continuación, la Administración española será la que se encargue de transferir el impuesto recaudado a cada uno de los Estados en los que se hayan vendido bienes o servicios, sistema que se extenderá también a todas las prestaciones de servicios a consumidores finales que queden sujetas a tributación en otros Estados miembros. Y si se opta por este sistema, es obligatoria su aplicación a todas las ventas de bienes y servicios de este tipo.

En resumen, este desarrollo reglamentario establece:

Que, en el supuesto de optar por tributar en destino sin superar el umbral, existe la obligación de justificar ante la Administración tributaria que tanto las entregas realizadas como los servicios efectuados han sido declarados en otro Estado miembro. Y a la vez, se exime de esta obligación si el empresario o profesional se acoge al sistema de ventanilla única, en cuyo caso el control se efectúa a través de la aplicación del régimen especial.

La justificación puede efectuarse mediante la presentación de los justificantes de declaración-liquidación o ingreso del IVA devengado o adeudado en los distintos Estados miembros. De no ser reiterada una vez transcurridos dos años naturales la opción por tributar en destino quedará automáticamente revocada.

COMPARTE ESTA NOTICIA

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en print
Compartir en email

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar