Post Miguel Ángel Martínez 09-02-2021

La hostelería gana la batalla en el País Vasco

Hace escasas horas hemos podido conocer la noticia de que el sector de la Hostelería del País Vasco ha ganado la batalla en el País Vasco.

Hace unos días, las Asociaciones de Hostelería de Bizkaia, de Gipúzkoa y SEA, Empresas Alavesas presentaron recurso-contencioso administrativo contra la norma que modificaba un decreto anterior del Lehendakari, y concretamente y dentro de dicho recurso, solicitaron medida cautelarísima para que se suspendiera la vigencia del artículo concreto que ordenaba el cierre de la hostelería en dicha Comunidad Autónoma.

En cuestión de 5 días, tiempo récord dada la celeridad de la situación que vivimos, el Tribunal de Justicia del País Vasco ha dado la razón a los hosteleros. Pero lo más llamativo de la resolución, es su fundamentación, la cual deja entrever la más que posible responsabilidad patrimonial de la Administración Vasca.

Además, concluye el Tribunal que “no aparece con claridad la influencia de la apertura de los establecimientos hosteleros con el elevado nivel de incidencia del virus tras la celebración de la Navidad”. Cuestión a nuestro juicio nuclear, pues entendemos que esta conclusión ha de extrapolarse análogamente a la Comunidad Valenciana.

A su vez, y como segunda y última conclusión, el Tribunal determina que “tal apertura queda sometida a importantes medidas de corrección de la actividad que permiten minimizar los riesgos de su desarrollo para la salud pública…Dichas medidas…limitan de forma importante la actividad en cuanto a horarios, aforos, distancia entre mesas, ocupación de mesas, prohibición de uso de la barra o consumo de pie”.

En definitiva, entiende el Tribunal que no queda demostrado que la hostelería sea el principal problema de contagio del virus, y de otra manera, que ya constan aprobadas por la Administración medidas limitativas, al igual que para el resto de comercios. Y a su vez, que el cierre de las actividades hosteleras total hasta que salgan de la zona roja definida por la Administración Vasca supondrá un grave quebranto económico al carecer de ingresos en ese ínterin. Y a juicio de quien suscribe las palabras de este artículo, la decisión del Tribunal no podía ser más acertada. Por lo que, una vez más, entendemos que de la actuación de la Administración Pública, en este caso, la de la Generalitat Valenciana al igual que la Administración Pública vasca, puede ser responsable de las medidas adoptadas. Y a su vez, entendemos que al igual que a los hosteleros, estas medidas afectan de igual forma a otras actividades forzadas al cierre.

Por Miguel Ángel Martínez Ortiz. Abogado.

COMPARTE ESTA NOTICIA

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar