El Tribunal Supremo deja sin tributar las aportaciones gratuitas de bienes a la sociedad de gananciales

El Tribunal Supremo, en sentencia de 3-3-2021 ha resuelto esta cuestión con un resultado beneficioso para los obligados tributarios ya que se determina que estas aportaciones de bienes no tributan ni en el ISyD, ni en el ITP.

Nos preguntamos en primer lugar si la sociedad de gananciales constituye un patrimonio separado al de los cónyuges. El Supremo sienta los pilares en la naturaleza jurídica de la sociedad de gananciales. Y con ello en la verdadera existencia de un patrimonio separado, distinto al propio de cada cónyuge.

Por lo que si el Tribunal declara que la sociedad de gananciales “constituye un patrimonio separado distinto del patrimonio privativo de cada uno de los cónyuges, el cual funciona como un régimen de comunidad de adquisiciones”.

Definiendo entonces que cuando se produce una aportación de un bien a favor de la sociedad de gananciales, no se produce la copropiedad del bien entre los cónyuges sobre una cuota determinada, no existe un proindiviso, sino que ambos cónyuges son titulares del total.

Todo ello, lleva al Supremo a concluir que “No es, por tanto, un negocio entre los cónyuges; el bien aportado no llega a formar parte del patrimonio privativo del otro cónyuge -sin perjuicio del resultado de la liquidación de la sociedad de gananciales, y el posible beneficio indirecto fruto de la aportación-; es erróneo, por tanto, entender que el bien privativo aportado a la sociedad de gananciales pasa a ser copropiedad de ambos cónyuges.”

Teniendo en cuenta todo esto la aportación de bienes privativos a la sociedad de gananciales no se realiza en favor del otro cónyuge, sino de la propia sociedad de gananciales. Y es que ésta constituye un patrimonio separado e independiente del de los cónyuges.

Por un lado, ello supone la imposibilidad de gravar dicha donación en el ISyD. Y es que este impuesto, según se prevé en el artículo 1 de su normativa (Ley 29/1987), solo “grava los incrementos patrimoniales obtenidos a título lucrativo por personas físicas, en los términos previstos en la presente Ley”. Entonces la aportación gratuita de bienes a la sociedad de gananciales no tributa como donación. El Supremo declara que, de acuerdo con la propia normativa del ISyD, “el sujeto pasivo del impuesto debe ser una persona física; se excluye tanto las personas jurídicas, como los entes sin personalidad, por lo que en principio la sociedad de gananciales, como patrimonio separado, que carece de personalidad jurídica, no puede ser sujeto pasivo del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones.”

En definitiva, a pesar de que estemos ante una transmisión a título gratuito, no se puede gravar dicho hecho imponible en el Impuesto de Donaciones. Con las bases establecidas en que la beneficiaria de la donación es la sociedad de gananciales. Y por no estar prevista en la ley de dicho impuesto la tributación de donaciones realizadas en favor de personas jurídicas

Por otro lado, el Supremo considera, en contra de lo sostenido por los TSJ de Murcia, Andalucía, y Cantabria, según se ha indicado, que tampoco puede haber sujeción en el ITP. Estos Tribunales consideraban que la aportación gratuita de estos bienes a la sociedad de gananciales estaba sujeta, pero exenta, al ITP. La aportación gratuita de bienes a la sociedad de gananciales tampoco tributa en el ITP y el motivo reside en que el artículo 7 del Real Decreto Legislativo 1/1993 (Ley del ITP), dispone que, “Son transmisiones patrimoniales sujetas: A) Las transmisiones onerosas por actos “inter vivos” de toda clase de bienes y derechos que integren el patrimonio de las personas físicas o jurídicas”. Así pues, en la medida en que en el caso objeto de estudio estamos ante una transmisión gratuita, y no onerosa, no puede haber sujeción al ITP.

En conjunto, todo ello lleva al Tribunal Supremo a fijar una doctrina casacional beneficiosa para los obligados tributarios porque deja sin tributación (en el ITP y en el ISyD), a las aportaciones gratuitas de bienes a la sociedad de gananciales.

Así, declara el Supremo que “la aportación a título gratuito por un cónyuge de un bien privativo a su sociedad de gananciales no se encuentra sujeta al ITPAJD, ni puede ser sometida a gravamen por el Impuesto sobre Donaciones la sociedad de gananciales, como patrimonio separado, en tanto que sólo puede serlo las personas físicas y aquellas instituciones o entes que especialmente se prevea legalmente, sin que exista norma al efecto respecto de la sociedades de gananciales, y sin que quepa confundir la operación que nos ocupa, en la que el beneficiario es la sociedad de gananciales, con la aportación a título gratuito por un cónyuge de un bien privativo a favor del otro cónyuge.”

COMPARTE ESTA NOTICIA

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en print
Compartir en email

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar